En su taller, sin firma...